932 041 041
Información: 012

es

Descubre el Cremallera de Montserrat 

El Tren Cremallera

  • Cremallera de Montserrat, un viaje espectacular

     

    El cremallera de Montserrat es el único medio para acceder a Montserrat. Se trata de un transporte que llega hasta el centro del Santuario. Son 15 minutos de trayecto en los que se puede disfrutar de una visión privilegiada y espectacular de la montaña. La belleza del paisaje es fascinante, a través de los vidrios panorámicos del tren que hacen del trayecto una atracción en sí misma.


    El cremallera está preparado para garantizar el máximo confort de los viajeros y tanto el tren como los andenes están completamente adaptados para personas con movilidad reducida. Además, la estación Monistrol–Vila dispone de un amplio aparcamiento gratuito, con capacidad hasta 1.000 coches y 70 autobuses, servicio de restauración, una tienda y todos los servicios necesarios para los visitantes.


    La frecuencia habitual del tren cremallera es de 20 minutos. En las horas punta hay trenes que enlazan directamente la estación Monistrol–Vila con el Monasterio. Si se llega en transporte público a la estación de Monistrol de Montserrat, se puede coger el enlace del cremallera para ir directamente a Montserrat.


    Tanto si se coge el coche como el tren, es importante consultar el buscador de horarios para preparar la visita a Montserrat. Con todo, se recomienda visitar la exposición del tren cremallera de Montserrat, un espacio de alto valor emocional e histórico.

  • Historia del cremallera de Montserrat

    Los orígenes del Tren de Montserrat el ferrocarril cremallera de Monistrol a Montserrat, se remontan a finales del siglo XIX y nacen de la necesidad de mejorar el acceso al santuario para los devotos y peregrinos.

     

    Tradicionalmente se accedía a la montaña por el camino de Collbató. No es hasta la segunda mitad del siglo que se abre una vía alternativa y más rápida cuando, gracias a los Ferrocarriles del Norte (de vía ancha), el tren llega a la estación de Monistrol-Montserrat. La apertura de esta vía facilita un servicio de diligencias que tardan tres horas y media en cubrir el recorrido.

     

    La falta de un medio de comunicación permanente y el aumento del número de visitantes llevó al ingeniero Joaquim Carrera, un enamorado de Montserrat y de los trenes de montaña suizos, a convencer al empresario Josep M. González que tenía que hacerse un cremallera que uniera la estación de Monistrol y el monasterio. Así, en el año 1881 se constituía la compañía Ferrocarriles de Montaña a Grandes Pendientes.

     

    El cremallera se inauguró el 6 de octubre de 1892 y en poco tiempo se convirtió en el ferrocarril más popular de Catalunya. Desde la estación de Monistrol hasta el monasterio, se llegaba en una hora y cinco minutos.

     

    La gran revolución de la época fue que el cremallera, enlazando con los Ferrocarriles del Norte, permitía ir y volver de Montserrat desde Barcelona en un solo día. El cremallera es convirtió, asimismo, en un dinamizador económico para su zona de influencia.

     

    La ilusión del nuevo cremallera

    El antiguo cremallera de Montserrat hizo su último viaje en el año 1957, pero la ilusión de verlo circular de nuevo nunca se perdió. Este deseo, junto con el incremento de visitantes y la consiguiente congestión de vehículos en el ámbito del parque natural, propiciaron que en los años 80 la Dirección General de Transportes de la Generalitat y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya llevaran a cabo varios estudios y alternativas para resolver el problema del transporte.

  • Recorrido del Cremallera

    La mayor parte del itinerario del cremallera transcurre por el antiguo trazado a lo largo de cinco kilómetros, cuatro de los cuales son en cremallera, y supera un desnivel, entre las estaciones de Monistrol-Vila y de Montserrat, de casi 550 metros.


    El recorrido se inicia en la estación de Monistrol de Montserrat, en donde se puede realizar el enlace con el servicio R5 de la línea Llobregat-Anoia de FGC. Al salir de esta primera estación, el cremallera llega al túnel de la Foradada. Enlazando con este túnel, el cremallera atraviesa el puente del Centenari y la C-55, hasta llegar a la segunda estación, Monistrol-Vila, punto en donde empieza el tramo de cremallera.


    El camino del cremallera sigue pendiente arriba a través del túnel del Ángel, ya existente en el antiguo cremallera, y atraviesa el nuevo puente situado donde anteriormente estaba el paso a nivel de la carretera. Más adelante, cruza otro puente, el de las Guilleumes, desde el cual también se puede contemplar el per¬l escarpado de la montaña que se halla situado antes del último túnel de la línea, el de los Apóstoles. Pasado este punto, el cremallera realiza el último tramo ascendente hasta llegar a la última estación, la de Montserrat, ubicada debajo de la plaza de la Creu.

     

    Plano del recorrido

     

  • Galería de imágenes

  • El Tren Cremallera y Funiculares de Montserrat

Otras webs de FGC
Reservar en Vall de Núria
Top

INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continúa navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más información
x
Mis reservas
Introduce el número de localizador y el email para consultar la reserva y poder cancelarla o modificarla.